La punción seca se utiliza fundamentalmente en el tratamiento de puntos gatillo miofasciales, aunque se puede utilizar también en puntos gatillo no miofasciales como en uniones miotendinosas, fascias o ligamentos. 

La punción seca tiene efectos analgésicos, antiinflamatorios y efectos sobre el flujo sanguíneo.

La técnica de Punción Seca consiste en la inserción de una aguja a través de la piel sin inyectar ningún tipo de medicamento o sustancia, de ahí su nombre, utilizando tan sólo el estímulo mecánico de la aguja al que se puede añadir un estímulo eléctrico.

Según la zona a tratar puede ser recomendable realizar la técnica de manera ecoguiada.

Dentro de la punción seca se pueden realizar diferentes técnicas según cada patología y cada paciente, como punción superficial, técnica de Hong, técnica de giros, electropunción, etc. 

La punción seca tiene efectos analgésicos, antiinflamatorios y efectos sobre el flujo sanguíneo.

¿Qué es la punción seca?

La punción seca (del inglés dry needling) es una técnica de fisioterapia invasiva. Consiste en la introducción de una aguja a través de la piel sin inyectar ninguna sustancia (de ahí su nombre), utilizando como medio de tratamiento el efecto mecánico de la aguja y los cambios fisiológicos que esto conlleva en el paciente. Se utiliza especialmente en el tratamiento de puntos gatillo miofasciales. Existen diferentes modalidades de aplicación de la técnica según cada caso, desde técnicas subcutáneas (punción superficial de Baldry) o punción seca profunda (técnica de Hong) a técnicas acompañadas de corrientes denominadas electropunción seca.

La literatura científica le adjudica a la punción seca un nivel de evidencia científica de grado A para el tratamiento del Síndrome de dolor miofascial (¿qué es el SDM?). Además multitud de estudios clínicos muestran una alta eficacia de la técnica en diferentes patologías como tendinopatías, disfunciones temporomandibulares, radiculopatías cervicales y lumbares, síndrome subacromial, fascitis plantar, espasticidad, etc.  Por lo tanto nos encontramos ante una técnica que conlleva una alta efectividad clínica.

¿Cuándo realizamos punción seca?

La punción seca se utiliza principalmente en el tratamiento de puntos gatillos miofasciales (PGM) que provocan el síndrome de dolor miofascial. Los PGMs son dolorosos a la compresión y a otros estímulos como el estiramiento, contracción muscular etc  y pueden además producir dolor referido. Los PGMs se pueden activar con actividades cotidianas que cursan con movimientos repetitivos, fatiga muscular, alteraciones posturales, metabólicas…En muchas patologías frecuentes están presentes estos puntos gatillos miofasciales, por lo que la punción seca estaría indicada en patologías tan diversas como en tendinopatías del manguito rotador en los hombros, síndrome del piramidal, cervicalgias mecánicas con sobrecarga de la musculatura de los trapecios, de los escalenos, esternocleidomastoideos etc, epicondilalgias o epicondilitis, …

Ponte en nuestras manos

Llámanos ahora y hablemos de su tratamiento de fisioterapia, pilates o asesoramiento deportivo

963 466 544 Pide cita previa online

Preguntas frecuentes

¿Qué es el síndrome de dolor miofascial?

El síndrome de dolor miofascial se define como el conjunto de signos y síntomas provocados por puntos gatillo miofasciales. Por tanto debemos explicar qué es un punto gatillo miofascial (PGM) Un PGM es un foco hiperirritable dentro de una banda tensa muscular. Estos PGM pueden generar dolor local o referido a otras zonas del cuerpo, alteraciones. motoras (inhibición muscular, debilidad) y fenómenos autonómicos (vasoconstricción, sudoración, lacrimeo…)

Dicho de una manera mucho más simple un PGM es lo que hasta hace unos años hemos denominado una contractura muscular. Por tanto un síndrome de dolor miofascial no es más que el conjunto de síntomas que pueden generar las contracturas musculares.

Efectos secundarios y peligros de la punción seca

La punción seca es una técnica muy segura, pero como cualquier técnica de fisioterapia la punción seca también puede tener efectos adversos. Por lo general éstos son temporales y leves, es decir, raramente se producen reacciones adversas o complicaciones importantes. 

La reacción adversa más común es el dolor postpunción, que dependiendo de la persona y de la zona tratada puede durar desde unas horas a varios días y ser de intensidad leve a moderada. Aparece principalmente en los tratamientos de punción profunda con la técnica de Hong debido a la provocación de una respuesta de espasmo loca (REL), ésta que es una respuesta buscada debido a su utilidad terapéutica. 

En ocasiones pueden aparecer hematomas, superficiales  al pinchar con la aguja algún pequeño capilar de la piel, o intramusculares si el vaso es profundo. Siempre se toman medidas para evitarlo sobre todo en el segundo caso, mediante una presión manual mantenida postpunción y evitando el uso de la punción en casos de pacientes con alteraciones de coagulación. En caso de producirse, las molestias suelen desaparecer en unos días. 

En algunas punciones de músculos muy profundos podría darse el caso de producir una irritación del nervio por contacto con la aguja, en este caso el paciente nota una sensación de calambre que perdura en el tiempo y sensación de hormigueo en el recorrido del nervio. Para evitarlo, en Fisiovalencia disponemos de ecógrafo para realizar estas punciones ecoguiadas, con lo que se minimiza al máximo este peligro. 

En la bibliografía está descrito el riesgo por neumotórax por punciones en la cavidad torácica, siendo ésta una complicación altamente infrecuente. Para evitarlo se utilizan agujas de la medida adecuada y una técnica correcta. Asimismo en Fisiovalencia utilizamos el ecógrafo en este tipo de punciones para evitar cualquier tipo de peligro. 

Como en cualquier técnica invasiva hay un peligro de infección (el mismo que cuando por ejemplo nos sacan sangre para una analítica), para evitarlo, el fisioterapeuta desinfecta la zona a tratar previa a la técnica y utiliza guantes de un solo uso. 

¿Es seguro acudir a una clínica de fisioterapia durante la emergencia por covid-19?

Sí, en Fisiovalencia seguimos los protocolos de seguridad e higiene que ha dictado el ministerio de sanidad, complementado con las instrucciones dadas por nuestro Colegio Profesional y nuestra empresa de prevención de riesgos laborales.

¿Qué protocolos de seguridad e higiene se siguen?

Todos nuestros trabajadores han completado un curso sobre medidas higiénicas para evitar contagiarse/transmitir el virus covid-19. La limpieza del local se realiza con productos desinfectantes aprobados por el ministerio de sanidad, al menos 2 veces al día, haciendo hincapié en pomos, interruptores, sillas, y en general todas las superficies que puedan ser tocadas por los pacientes.

Las salas de tratamiento se limpian entre paciente y paciente y se dejan ventilando antes de pasar a un nuevo paciente, para ello contamos con un potente sistema de ventilación forzada y rotamos las cabinas de manera que no se vuelven a utilizar inmediatamente.

Será atendido por personal con protección con EPIs homologadas. Esta protección incluye mascarillas FFP2 y guantes desechables y en caso de que lo requiera el tratamiento (tratamientos respiratorios, ATM, etc) el fisioterapeuta además usará batas impermeables y protección ocular.

Se han distanciado las citas entre los pacientes para evitar que coincidan en la sala de espera. En caso de que coincida con otra persona deberá respetarse la distancia de seguridad de 2 metros. Se han eliminado elementos decorativos y objetos como revistas, etc.

De momento no está permitido el uso del gimnasio por parte de los pacientes.

Asimismo, los pacientes deben acudir con mascarilla protectora y deben lavarse las manos con gel hidroalcohólico al entrar en la clínica.