Preguntas frecuentes

¿Qué hace un fisioterapeuta?

El fisioterapeuta es un profesional sanitario, graduado universitario, que trata mediante terapia física (movimiento, masaje, calor, frío…) distintos tipos de patologías y/o lesiones. La más conocida es la faceta relacionada con la rehabilitación en traumatología (tratamiento de esguinces, fracturas, tratamientos pre y postquirúrgicos, túnel carpiano, lumbalgias, escoliosis, etc), fisioterapia en neurología del sistema nervioso central (ictus, enfermedades neuromusculares, etc) y rehabilitación deportiva (todo tipo de lesiones deportivas tanto en deportistas amateur como profesionales), aunque también trabajamos con otro tipo de especialidades médicas como enfermedades cardiovasculares, respiratorias, oncológicas, problemas vestibulares, de la articulación temporo-mandibular (ATM), etc.

¿Qué es y para qué sirve la fisioterapia?

Según la Confederación mundial de fisioterapia (W.C.P.T. por sus siglas en inglés) “La Fisioterapia es el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que, mediante la aplicación de medios físicos, curan, previenen, recuperan y adaptan a personas afectadas de disfunciones somáticas o a las que se desea mantener en un nivel adecuado de salud».

A esto podemos añadir lo que dice el Consejo General de Colegios de Fisioterapia de España (CGCFE) en sus estatutos: “El ejercicio de la Fisioterapia incluye, la ejecución por el fisioterapeuta, por sí mismo o dentro del equipo multidisciplinar, de pruebas eléctricas y manuales destinadas a determinar el grado de afectación de la inervación y la fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, todas ellas enfocadas a la determinación de la valoración y del diagnóstico fisioterápico, como paso previo a cualquier acto fisioterapéutico, así como la utilización de ayudas diagnósticas para el control de la evolución de los usuarios.

El objetivo último de la Fisioterapia es promover, mantener, restablecer y aumentar el nivel de salud de los ciudadanos a fin de mejorar la calidad de vida de la persona y facilitar su reinserción social plena”

¿En qué consiste un tratamiento de fisioterapia?

En una sesión estándar lo primero que hará el fisioterapeuta es hacerte unas preguntas acerca de tu estado de salud general (es indispensable tener una historia clínica actualizada de nuestros pacientes). Te pediremos que nos expliques qué problema es el que te ha llevado a acudir a la consulta y te preguntaremos más detenidamente sobre el mismo.

A continuación te haremos unas pruebas clínicas para ver cómo te mueves, test ortopédicos o neurológicos específicos, si el movimiento o la palpación reproducen tu sintomatología, etc. Con toda la información recogida te daremos un diagnóstico de fisioterapia y te plantearemos el tratamiento a seguir. Este tratamiento será personalizado y dependerá de los hallazgos durante la exploración y de tu historia clínica, edad, actividad deportiva, etc.

En Fisiovalencia trabajamos fundamentalmente con técnicas de terapia manual, RPG, fisioterapia invasiva (puedes verlas en el apartado Técnicas), pero siempre adaptándonos a cada paciente. Seguramente te enseñemos unos ejercicios para realizar en casa, son muy importantes y deberás hacerlos según las indicaciones dadas, éstos ayudarán a que la recuperación sea lo más rápida y completa posible.

¿Cuántas sesiones de fisioterapia son necesarias?

Es quizás una de las preguntas más repetidas por nuestros pacientes y a la vez una de las más difíciles de responder. Aunque nos gustaría poder dar un pronóstico exacto y decir sin riesgo de error el número de sesiones necesarias para cada paciente, lo cierto es que existen múltiples factores tanto internos como externos que hace difícil en muchos casos saberlo de manera precisa. Estos factores son: edad, tiempo de evolución de la enfermedad/lesión, comorbilidades — coexistencia de dos o más enfermedades en un mismo individuo, generalmente relacionadas –, y un largo etc. En cualquier caso tras la historia clínica y la exploración de fisioterapia procuraremos darle una estimación aproximada de cuál puede ser la evolución de su lesión teniendo en cuenta la evolución natural de la misma y nuestra experiencia.

¿Cuánto dura una sesión de fisioterapia?

La duración de una sesión de fisioterapia dependerá de la zona afectada, de la gravedad de la lesión y del tiempo que ha pasado desde que se produjo la lesión, o del tiempo desde que comenzaron los síntomas. Así, la duración de la sesión será diferente en el tratamiento de una fractura de muñeca, en un esguince de tobillo o en una lumbociática. En Fisiovalencia utilizaremos el tiempo necesario para tratar tu lesión, pero si te quieres hacer una idea aproximada, la mayoría de nuestros tratamientos tienen una duración de entre 45 y 70minutos.

¿Cuánto cuesta una sesión de fisioterapia?

Para ver los precios de nuestras sesiones te remitimos al apartado tarifas de esta página. Ir al enlace

¿Es seguro acudir a una clínica de fisioterapia durante la emergencia por covid-19?

Sí, en Fisiovalencia seguimos los protocolos de seguridad e higiene que ha dictado el ministerio de sanidad, complementado con las instrucciones dadas por nuestro Colegio Profesional y nuestra empresa de prevención de riesgos laborales.

¿Qué protocolos de seguridad e higiene se siguen?

Todos nuestros trabajadores han completado un curso sobre medidas higiénicas para evitar contagiarse/transmitir el virus covid-19. La limpieza del local se realiza con productos desinfectantes aprobados por el ministerio de sanidad, al menos 2 veces al día, haciendo hincapié en pomos, interruptores, sillas, y en general todas las superficies que puedan ser tocadas por los pacientes.

Las salas de tratamiento se limpian entre paciente y paciente y se dejan ventilando antes de pasar a un nuevo paciente, para ello contamos con un potente sistema de ventilación forzada y rotamos las cabinas de manera que no se vuelven a utilizar inmediatamente.

Será atendido por personal con protección con EPIs homologadas. Esta protección incluye mascarillas FFP2 y guantes desechables y en caso de que lo requiera el tratamiento (tratamientos respiratorios, ATM, etc) el fisioterapeuta además usará batas impermeables y protección ocular.

Se han distanciado las citas entre los pacientes para evitar que coincidan en la sala de espera. En caso de que coincida con otra persona deberá respetarse la distancia de seguridad de 2 metros. Se han eliminado elementos decorativos y objetos como revistas, etc.

De momento no está permitido el uso del gimnasio por parte de los pacientes.

Asimismo, los pacientes deben acudir con mascarilla protectora y deben lavarse las manos con gel hidroalcohólico al entrar en la clínica.

¿Qué es el síndrome de dolor miofascial?

El síndrome de dolor miofascial se define como el conjunto de signos y síntomas provocados por puntos gatillo miofasciales. Por tanto debemos explicar qué es un punto gatillo miofascial (PGM) Un PGM es un foco hiperirritable dentro de una banda tensa muscular. Estos PGM pueden generar dolor local o referido a otras zonas del cuerpo, alteraciones. motoras (inhibición muscular, debilidad) y fenómenos autonómicos (vasoconstricción, sudoración, lacrimeo…)

Dicho de una manera mucho más simple un PGM es lo que hasta hace unos años hemos denominado una contractura muscular. Por tanto un síndrome de dolor miofascial no es más que el conjunto de síntomas que pueden generar las contracturas musculares.

Efectos secundarios y peligros de la punción seca

La punción seca es una técnica muy segura, pero como cualquier técnica de fisioterapia la punción seca también puede tener efectos adversos. Por lo general éstos son temporales y leves, es decir, raramente se producen reacciones adversas o complicaciones importantes. 

La reacción adversa más común es el dolor postpunción, que dependiendo de la persona y de la zona tratada puede durar desde unas horas a varios días y ser de intensidad leve a moderada. Aparece principalmente en los tratamientos de punción profunda con la técnica de Hong debido a la provocación de una respuesta de espasmo loca (REL), ésta que es una respuesta buscada debido a su utilidad terapéutica. 

En ocasiones pueden aparecer hematomas, superficiales  al pinchar con la aguja algún pequeño capilar de la piel, o intramusculares si el vaso es profundo. Siempre se toman medidas para evitarlo sobre todo en el segundo caso, mediante una presión manual mantenida postpunción y evitando el uso de la punción en casos de pacientes con alteraciones de coagulación. En caso de producirse, las molestias suelen desaparecer en unos días. 

En algunas punciones de músculos muy profundos podría darse el caso de producir una irritación del nervio por contacto con la aguja, en este caso el paciente nota una sensación de calambre que perdura en el tiempo y sensación de hormigueo en el recorrido del nervio. Para evitarlo, en Fisiovalencia disponemos de ecógrafo para realizar estas punciones ecoguiadas, con lo que se minimiza al máximo este peligro. 

En la bibliografía está descrito el riesgo por neumotórax por punciones en la cavidad torácica, siendo ésta una complicación altamente infrecuente. Para evitarlo se utilizan agujas de la medida adecuada y una técnica correcta. Asimismo en Fisiovalencia utilizamos el ecógrafo en este tipo de punciones para evitar cualquier tipo de peligro. 

Como en cualquier técnica invasiva hay un peligro de infección (el mismo que cuando por ejemplo nos sacan sangre para una analítica), para evitarlo, el fisioterapeuta desinfecta la zona a tratar previa a la técnica y utiliza guantes de un solo uso. 

Protocolo Covid-19 en las classes de ejercicio terapéutico en grupo y pilates

Las clases de ejercicio terapéutico en grupo (método Pilates) son de aforo reducido, pero debido al estado actual de pandemia se han reducido todavía más hasta un máximo de 5 personas por grupo.

A su llegada, todos los alumnos  deben limpiarse las manos con gel hidroalcohólico (disponible en la clínica) y para garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad, los alumnos deben seguir las indicaciones del personal para acceder y abandonar la sala ordenadamente. No entrará un grupo a las instalaciones hasta que todos los integrantes del grupo anterior hayan abandonado las mismas, formando así grupos “burbuja”. Se deberá mantener puesta la mascarilla (homologada y en buenas condiciones) en todo momento en las zonas comunes. 

Los objetos personales se dejarán en la zona habilitada para ello, delimitando una zona para cada alumno y respetando en todo momento la distancia de seguridad. Dicha zona será desinfectada tras cada uso. 

Dentro del gimnasio, el espacio para cada alumno está delimitado mediante marcas en el suelo, para garantizar en todo momento el cumplimiento de la distancia de seguridad (espacio mínimo de 4M2 por alumno). Dentro de ese espacio, se encontrará debidamente desinfectado el material necesario para la clase.

Además, durante la clase se mantendrá conectado un sistema de ventilación forzada homologado así como el sistema de refrigeración unitario para la sala tal y como recomienda la OMS.

Al finalizar, la persona encargada de pilates facilitará toallas de papel desechables y desinfectante para limpiar el material utilizado así como gel hidroalcohólico para limpiarse las manos.