Técnicas

En Fisiovalencia utilizamos diversas técnicas como: osteopatía, técnicas miofasciales (inducción miofascial, fibrolisis diacutánea, tratamiento de PGM), electroterapia (electroanalgesia, electroestimulación, US), escuela de espalda, tratamiento del sistema neuromeníngeo, terapia craneo-sacra, RPG, masaje, fisioterapia deportiva, etc. Nos basamos sobre todo en el tratamiento con terapia manual. Contamos con un gimnasio de rehabilitación que está al servicio del paciente para su uso a lo largo de todo el tratamiento.

Terapia Manual

Consideramos como terapia manual todas aquellas terapias realizadas con las manos. Incluimos en esta categoría distintas técnicas de movilización, estiramientos, técnicas contracción-relajación, etc., que no se incluyen en las técnicas explicadas más extensamente en los otros apartados.

Osteopatía

La osteopatía es un método terapéutico basado en el análisis de las alteraciones funcionales del cuerpo y de su tratamiento de forma manual. Se busca restablecer la máxima función del sistema músculo-esquelético dentro de su equilibrio postural.

En Fisiovalencia trabajamos con osteopatía funcional, principalmente con técnicas de energía muscular y movilidad accesoria.

Técnicas miofasciales

La fascia es una forma de tejido conectivo, el más extenso del cuerpo, con numerosas funciones entre las que destacan: sostener y participar en el movimiento corporal y en actividades biomecánicas y bioquímicas. Durante la contracción muscular la fascia dirige las fibras del músculo para su función adecuada, también asegura la posición de los tendones y los fija en relación con el hueso.

Las lesiones de la fascia son frecuentes. El origen de la lesión fascial no es necesariamente traumático; una postura inadecuada, repetida numerosas veces o mantenida en el tiempo, crea hábitos que cambian nuestra forma de movernos. Con el tiempo los movimientos se vuelven dolorosos y la función se altera.

Las técnicas miofasciales buscan tratar el sistema músculo-fascia eliminando retracciones y adherencias en el tejido tanto a nivel superficial (plano de fascia adherida a la piel), como profundo (por debajo del plano superficial).

Tratamiento de Puntos Gatillo Miofasciales (PGM)

Un PGM se define como un foco hiperirritable dentro de una banda tensa de músculo esquelético. El punto es doloroso a la compresión y, cuando es estimulado mecánicamente, puede provocar dolor referido (dolor en otras zonas del cuerpo), disfunción motora y otros síntomas como mareos, naúseas, pitidos en los oídos, etc. En ocasiones el Síndrome de dolor miofascial (conjunto de signos y síntomas producidos por los PGM) se diagnostica con otros términos tales como reumatismo muscular, mialgia, o la famosa contractura muscular.

Para tratar estos PGM se pueden realizar multitud de tratamientos adaptables a cada paciente como técnicas de compresión, estiramiento, inhibitorias... entre otras.

Inducción miofascial

Técnicas de liberación del sistema miofascial tanto superficial como profundo. Estas técnicas buscan la mejora de la función corporal global y no solamente de una parte del cuerpo. Son técnicas que actúan con presiones sostenidas muy pequeñas sobre el cuerpo buscando la respuesta global corporal.

Fibrólisis diacútanea (método K. Ekman)

Es un método de tratamiento del aparato locomotor por la destrucción de adherencias interfasciales o miofasciales mediante unos "ganchos" aplicados sobre la piel. La reputación de este método se debe al éxito en tratamientos de fibrosis cicatriciales post-quirúrgicas, neuralgias cervicobraquiales, tendinopatías, etc. pero muy especialmente en occipitalgias, epicondilitis (codo de tenis), y tendinitis rebeldes del tendón de Aquiles.

Tratamiento del sistema neuromeníngeo

Se trata de técnicas de movilización y estiramiento del Sistema Nervioso. Se utiliza, generalmente junto a otras técnicas de terapia manual, en el tratamiento de patologías como el síndrome de túnel carpiano, síndromes del estrecho torácico superior, neuralgias del ciático, etc.

Terapia craneo-sacra

El sistema craneosacro es el encargado de la circulación y reabsorción del líquido cefalorraquídeo. Este sistema genera un ritmo, al igual que el corazón o el ritmo respiratorio, por cambios de presión que evita lesiones en el sistema nervioso.

El tratamiento busca un equilibrio entre las estructuras que componen el sistema craneosacro (los distintos huesos del cráneo, columna vertebral, sacro y meninges) para su correcto funcionamiento a partir de pequeñas fuerzas de estiramiento de sus estructuras óseas.

Reeducación Postural Global

La postura se define como la posición del cuerpo con respecto al espacio que le rodea. Se encuentra influenciada por factores hereditarios, profesionales, culturales, hábitos del día a día, psicológicos, de flexibilidad, etc. En muchas patologías que tratamos hoy en día encontramos un factor postural.

La Reducación Postural Global (RPG) es un método científico de evaluación, diagnóstico y tratamiento para las alteraciones del sistema neuro-musculo-esquelético. La RPG consiste en la realización de una serie de posturas activas en ejecución global, actuando desde la consecuencia hasta la causa de las lesiones.

La RPG se basa en un tratamiento individualizado, buscando la causa de la lesión y tratándola de una manera global.

Masajes

Masaje relajante, circulatorio o deportivo. Mejoran el tono muscular, la recuperación post-esfuerzo, previenen lesiones y disminuyen el edema en caso de problemas circulatorios. Proporcionan sensación de relajación y bienestar.

Electroterapia

La electroterapia juega con las distintas frecuencias y forma de los impulsos eléctricos para proporcionar electroanalgesia (alivio del dolor a través de la estimulación eléctrica), estimulación muscular en los músculos que han perdido su fuerza, estimulación de los nervios para mejorar su conducción cuando la señal nerviosa está afectada, estimulación de alta frecuencia para producir calor interno, etc.

También utilizamos la estimulación mediante onda de ultrasonidos que produce una respuesta mecánica en los tejidos disminuyendo su inflamación y aliviando el dolor.

Técnicas de recuperación funcional

Técnicas para que la función corporal afectada vuelva a ser correcta. Se utilizan técnicas de propiocepción, control motor, musculación, flexibilización, etc. Con estas técnicas unidas a todo el tratamiento anterior se evitan secuelas y recaídas y el paciente retoma su actividad física, deportiva y laboral con normalidad. Asimismo, damos los consejos necesarios para evitar recaídas: ergonomía del puesto de trabajo, puntos débiles a reforzar durante la práctica deportiva, etc.

Horario

Lunes, Miércoles y Jueves:
9:30-13:30 / 16:00-21:00

Martes y Viernes:
9:00-21:00

¿Cómo llegar?

Valencia - C/Santo Domingo Savio, 3 bajo

Ver mapa...

Concertar una cita

963 466 544



Copyright © 2016 FisioValencia

Aviso Legal